Salzburgo: introducción


Salzburgo (Salzburg en alemán) es la cuarta ciudad de Austria con una población cercana a los 150.000 habitantes. Recibe este nombre de las minas de sal de la zona, que fueron antiguamente su principal motor económico.

Se halla ubicada a unos 300 km. al oeste de Viena y a pocos km. de la frontera con la República Federal Alemana y se extiende a orillas del rio Salzach, a 25 km. de las estribaciones septentrionales de los alpes.

Salzburgo puede presumir de contar con uno de los centros históricos mejor conservados, lo que le llevó a ser considerado por la Unesco en el año 1997 como Patrimonio de la Humanidad.

Sus catedrales, sus castillos medievales, sus palacios imperiales, sus iglesias de estilo gótico y barroco, sus antiguas fortalezas, sus museos, sus parques y sus importantes festivales de música y ballet hacen un compendio ideal de atracciones turísticas que no pasan desapercibidas para los millones de turistas que cada año recibe la ciudad, convirtiéndose en un destino de primera fila a nivel mundial.

Y no hay que olvidar que Salzburgo es la ciudad cuna de Mozart. La casa donde nació es uno de los mayores atractivos y uno de los lugares más buscados y visitados por los viajeros.

Esta ciudad coqueta destaca, sin duda, por su elegancia, su variedad y su inmensa oferta cultural, ofreciendo además paisajes bellísimos y alrededores majestuosos, con un entorno natural incomparable...






0 comentarios: